Descripción

Información

  • Modalidad: Online
  • Fecha de Inicio:15 de Septiembre de 2022
  • Fecha de Fin:18 de Septiembre de 2023

Acceder

Presentación:


Las dislipemias son un factor de riesgo independiente y modificable que favorece la arteriosclerosis y las enfermedades cardiovasculares. En España sigue siendo un proceso, la mayoría de las veces, mal diagnosticado e inadecuadamente tratado con infra o sobretratamiento. El conocimiento científico sobre su diagnóstico, tratamiento y seguridad está en constante evolución. Para afrontarlo es imprescindible contar con una formación actualizada. La proliferación de guías de práctica clínica, con indicaciones a veces contradictorias, no ayuda al médico de familia, que tiene que abordar en su día a día patologías múltiples y diversas en pacientes muy diferentes.

El objetivo del presente curso de lípidos (uso seguro) es reconocer el riesgo vascular en los pacientes con dislipemias, identificar a aquellos que requieren actuación terapéutica y establecer los objetivos para el adecuado control del riesgo, todo ello con una atención especial puesta en la seguridad del paciente (efectos adversos, interacciones farmacológicas, ancianos frágiles, cuando desprescribir, etc.), haciendo hincapié en la inercia clínica (estrategias de control y seguimiento) y en la adherencia terapéutica. Estos contenidos los hemos querido vehiculizar en un modelo pedagógico muy audiovisual, fresco, fácil de seguir, muy dinámico, escueto, resaltando lo importante y práctico, maximizando la eficiencia del tiempo del discente.

Objetivos generales:

  • Conocer las pruebas analíticas básicas para descartar y diagnosticar una dislipemia.
  • Conocer el mecanismo de acción de los principales hipolipemiantes.
  • Dominar los principales criterios de derivación entre Atención Primaria (AP) y Hospitalaria (Unidad de Lípidos) para el abordaje efectivo de las dislipidemias.
  • Difundir y saber cómo actuar ante los efectos secundarios más frecuentes de los hipolipemiantes.
  • Combatir y evitar la inercia clínica y mejorar la adhesión terapéutica en el paciente dislipémico con la mayor seguridad.